diciembre 10, 2008

El Soundtrack de -toda- una vida

Evocando viejos momentos, viejas glorias, y grandes canciones


La música siempre esta, siempre


En el peor momento o en el mayor exito de tu vida, pero esta ahi; oculta desde lo más hondo de tu alma. Podrás escuchar canciones al por mayor, bandas que vienen y se van y exitos del ayer y del hoy -y hasta del mañana- pero siempre esta esa música que te marca, que te tatua; que va contigo hasta el último recondito del infinito.


Que te deja con el mejor sabor de boca de tu vida, o con la melancolía de ese poderoso recuerdo.


La música inspira: evoca situaciones, pensamientos, artilugios, escritos no fudamentados, sueños, alegrias, tristezas, horrores y cuadros de tu vida real -e irreal-; tiene ese don de convertirse en lo mejor del día, en la nota que te dejara marcado de por vida -para bien, o para mal-


Por ello núnca esta por demás sacar el viejo walkman o la grabadora -ya sin tapa, y el boton REC sumido-, la tape de CrO2 con lo mejor del repertorio [1994 o menos], cerrar los ojos y escuchar la música que, dicho en otras palabras, "tenia sentido" para muchos de nosotros.


Y sobre todo, que te hacia sentir libre.









3 comentarios:

Brujísima dijo...

cuando muera quiero que me pongan la discografía de los beatles durante mi funeral!!


:D

Diablo dijo...

de hecho, a mi la musica a veces me provoca algo asi como un efecto ludovico (naranja mecanica) en ciertos recuerdos, siempre me ponen sentimenal...

y eso por estar esuchando musica todo el chingado tiempo =(

pero la musica, que chingona es la musica... no hay nada mejor.

Brenner dijo...

1. No cuentes conmigo, no me gustan


2. Me dejas sin palabras, no hay nada mejor!